Analizer

sábado, 22 de enero de 2011

El cementerio de un único muerto

En septiembre de 2009 el Ayuntamiento de Logroño comenzaba la construcción del primer cementerio musulmán para toda La Rioja. Se habilitaron 500 metros cuadrados de la ampliación del camposanto. Se plantó un seto para rodear el terreno, adornado con cipreses para diferenciarlo del resto del cementerio y se construyó un arco de tres metros de altura como acceso. No sé en cuánto estaba valorado el terreno, pero sólo en acondicionarlo se presupuestaron 30.452,11 euros (lo que más me gusta es la exactitud de los 11 céntimos).

El colectivo musulmán recibió la noticia con entusiasmo. Sus representantes se presentaron varias veces, brújula en mano, para cerciorarse que las tumbas estarían mirando hacia La Meca. Los cristianos encargados del cementerio, los hermanos Fossores, se ofrecieron a colaborar. Todo parecía perfecto.

Pues en un año sólo se ha enterrado un cuerpo y fue el 22 de noviembre del año pasado. La noticia se dio a conocer el 13 de este mes con titulares impresionantes: “El cementerio musulmán recibe ya enterramientos”. Y es que al PSOE le han llovido palos de los gordos, por esta actuación y otras que según sus críticos sólo buscan el voto inmigrante; por ejemplo, en el calendario oficial han quitado el día del nacimiento de Cristo y han puesto el de Mahoma.

El concejal responsable del cementerio, José Luis Prado, no sabía por dónde salir ante estas críticas y sus palabras no tienen desperdicio: “la mayoría de miembros de la comunidad islámica en La Rioja son adultos que cuando llegaron a Logroño no contemplaban la posibilidad de enterrarse aquí y contrataron seguros para la repatriación de sus cuerpos a sus países”. Así que el cementerio es para el futuro, cuando la segunda generación ya no tenga esos seguros y no piensen en ser enterrados en su país de origen.

¿Nadie hizo los estudios apropiados para ver si hacía falta de verdad el cementerio? El Ayuntamiento de Logroño debe más de 65 millones de euros y se han gastado 30.000 euros en plena crisis en un cementerio religioso que no tiene utilidad. No se nota ni nada que los críticos tienen razón. Por mantenerse en el poder algunos utilizan el dinero de todos para sus fines particulares.

3 comentarios:

Piedra dijo...

Pero, mira al futuro, no ves que dentro de unos años habrá que hacer varios mas, supongo que le quitarán el sitio a los antiguos que ya no habrá quien lo use.

Si por mi fuese, podrían llenarlo mañana mismo, hasta los topes y que se quedase pequeño.

Otra burrada... ¿el que esté vacío, no será por que es verdad lo que dicen del kebab? :P

Paco Máñez dijo...

jajajajajaja Por si las moscas no lo pruebo más!

María José dijo...

A mi estas cosas que hacemos en nuestro pais, me hacen que alucine en colores, de verdad...

Si nosotras vamos a sus paises,... ¡ velo al canto!Mira que nos pasamos tres pueblos los españoles con tanta "tolerancia"...

Lo del kebab es en serio? No eran los chinos? ¡ Agggggggg que "ajjjjcooooo"! ;-)