Analizer

martes, 23 de noviembre de 2010

El secreto del desierto o el misterio del Sahara

Hace un año y pico en una entrevista a un agente sin identificar del Centro Nacional de Inteligencia se afirmaban cosas asombrosas. Según decía el agente, Marruecos avanzaría sobre el Sahara mientras España miraba hacia otro lado, posteriormente esperaría una crisis interna española (ponía como ejemplo la muerte del rey) para desbordar las fronteras de Ceuta y Melilla tomando posesión de ellas. España no reaccionaría militarmente, se limitaría a protestar en la ONU. El siguiente paso, más lejano, era hacer lo mismo con las islas Canarias y posteriormente con el sur de la península.
En su día estas declaraciones parecían surrealistas, pero o este hombre era un vidente o vaya pedazo de casualidad, porque no sólo acertó con la invasión del Sahara, también en la reacción del gobierno español ¿Se cumplirán las otras partes de su profecía?
La mayoría de los españoles hemos reaccionado muy mal ante la invasión militar de Sahara, es como si viéramos pegarle a un familiar. No nos hemos llevado muy bien con algunos habitantes del Sahara, hace pocas décadas el Frente Polisario ametrallaba nuestros pesqueros. Pese a todo, la mayoría siente hacia los españoles un cariño al que nunca hemos correspondido bien.
Hace unos años un amigo saharaui me recordaba cómo las tropas españolas entre 1957 y 1958, en desventaja numérica, mal equipadas y alimentadas, los habían defendido frente a los 5000 marroquíes que atacaron la ciudad de Sidi Ifni durante 8 meses (que se dice pronto) cuando simplemente pudieron embarcar hacia las Canarias y dejarlos a su suerte. Los saharauis no lo han olvidado.
Marruecos ha vuelto al ataque. Empezaron matando a un niño, a los pocos días su ejército disparaba contra una población civil indefensa asesinando e hiriendo a un numero de personas desconocidas, secuestrando casi a 200 y matado al menos a un español. Para demostrar que esto no está ocurriendo han prohibido la presencia de los medios de comunicación.
Nuestro gobierno, como predecía el agente vidente, calla, disimula y mira hacia otro lado, no se atreve ni a realizar una minima condena ¿Por qué? Ni los saharauis ni los españoles lo comprendemos.
Decía Franklin D. Roosevelt: “En política, nada ocurre por casualidad. Cada vez que un acontecimiento surge, se puede estar seguro que fue previsto para llevarse a cabo de esa manera”. Y que razón tenía este hombre.
Tras el 11S a los estadounidenses les metieron el miedo en el cuerpo con los terroristas, haciendo que el pueblo tragara con pérdidas de libertades y dejará que su ejército fuera a invadir países que nada habían tenido que ver con aquello. La política del miedo les funcionó a la perfección. Esa misma política se emplea ahora mismo con los españoles.
Nuestro gobierno soltó la excusa de que primaban los intereses, ante lo que le llovió bofetadas por todos lados ¿Antes los intereses económicos que los derechos humanos? Así que ha sacado otra historia. Marruecos nos defiende de Al-Qaeda, de no ser por él hubiéramos padecido más 11N. Es decir, lo mismito lo mismito, que les hicieron a los estadounidenses: La política del miedo. Los medios de comunicación a tragar, el pueblo ha calmado sus protestas con los ojos como platos ante la sorpresa. España, y me refiero al pueblo no al gobierno, era el principal escollo para impedir la invasión y ha sido anulada, porque ni el resto de Europa ni los Estados Unidos han movido un dedo. El Sahara terminará siendo de Marruecos.
Resulta que como el agente vidente tengo poderes, sí poderes, leyendo el pasado veo el futuro. Bueno, va, no haré como los esoteristas, os diré la verdad, miro en las hemerotecas. El Sahara es en la actualidad la zona más rica de África, aunque cueste creerlo. Sus reservas de petróleo, uranio y otros minerales son impresionantes debido a que nunca había sido explotada. Solamente en fosfatos podría producir más que el resto del mundo, los fosfatos son la base de los abonos para la agricultura y quien domine los alimentos dominará el planeta. Además no debemos olvidar temas aparentemente menos importantes como la pesca.
Al no ser un país hasta que les dejemos en paz y puedan organizarse, las empresas que han intentado aprovecharse de los saharauis han estado abriendo y cerrando sin parar por ir contra las leyes internacionales. Incluso las zonas ocupadas ilegalmente ya por Marruecos no producen al 100% y eso se tiene que acabar.
¿Cómo conseguirlo? No puedes mandar a los marines estadounidenses a invadir aquello, el ejército marroquí hará su función. Marruecos ocupará las zonas ricas del Sahara, se instalarán las multinacionales que hagan falta, pagarán algo de los beneficios a Marruecos, unas migajas a España por nuestro silencio y si es necesario acabar con el pueblo saharaui se acabará. Nada lo va a impedir, porque aunque utilicen el miedo para hacernos callar, la verdad es que los intereses económicos están antes que la vida de miles de personas para esta elite económica sin escrúpulos que nos gobierna. Toda una demostración de para quién trabajan los políticos. Podemos irnos preparando para las otras profecías del agente vidente.
Atrás han quedado las imágenes de los saharauis reclamando pacíficamente justicia mientras hacían el símbolo de la victoria con la mano. El Frente Polisario se rearma preparándose para la guerra mientras España le vende armas a Marruecos. Nos esperan tiempos muy oscuros y la vergüenza de no haber impedido una guerra y no auxiliar a un pueblo que nos necesitaba. Todo por el dinero ¡Qué asco!

5 comentarios:

Herel dijo...

Vaya, como ha ocurrido en otras zonas de África, el "reyezuelo" de turno actuando de sicario para abrir paso a las multinacionales, y recibir a cambio una propina.

Paco dijo...

Mientras lo consiguen veremos más muertos, heridos, mutilados, familias destrozadas y otras muchas más cosas. Un drama que se podría haber evitado, pero el dinero arrasa con cualquier ética.

Trinity dijo...

¡Qué vergüenza! Somos una panda de cobardes, por mucho miedo que nos metan en el cuerpo, con el argumento de que Marruecos nos defiende de Al-Qaeda, deberíamos dar la cara por un pueblo que fue español y que se ha caracterizado, como tú dices, Paco, por sus reivindicaciones pacíficas.

Estamos aniquilados, somos la nada, los poderes económicos mandan, y me rebelo, me rebelo y me rebelo una y mil veces ante las injusticias del mundo.

Y después se meten con Javier Bardem por liderar este tipo de manifestaciones...Por lo menos da la cara, no como los políticos vendidos.

Besitos :*

Paco dijo...

Como no demos marcha atrás ya vamos hacia un caos impresionante y no veo una auténtica voluntad de hacerlo.

María José dijo...

Si señor! Genial, Paco.
Besos