Analizer

jueves, 6 de enero de 2011

Llegan los chinos, bienvenido “mistel Malshall”

Bienvenido, Mister Marshall es una película española de 1953 dirigida por Luis García Berlanga. Han pasado 58 años y España no ha cambiado, siempre espera ser salvada por otro país. En aquella lejana ocasión los Estados Unidos pasaron de nosotros y lo mismo ha hecho China ahora.
La visita a España de la delegación china encabezada por el viceprimer ministro Li Keqiang ha sido vendida por los medios de comunicación del PSOE como un éxito económico que nos permitirá frenar la crisis. Se asegura haber hecho acuerdos comerciales por 5.547 millones de euros y China nos prestará más dinero. Mientras se anunciaban estas noticias a bombo y platillo yo me preguntaba ¿y por qué baja la bolsa? Porque bajar bajaba y mucho. Los inversores no tienen un pelo de tontos, algo raro había pasado, era cosa de averiguarlo.
No tarde en localizar las supuestas cifras de negocio. En octubre de 2010 Repsol y Sinopec llegaron a un acuerdo de 5.396 millones que se incluyen ahora como dinero nuevo, esto significa en realidad que sólo se han acordado 151 millones, es decir nada de nada. Salvado las distancias, en la película de Berlanga les ofrecíamos a los americanos lo más típico, trajes andaluces y guitarras flamencas, hoy aceite y jamón, que es por lo único que han mostrado interés. Ese es el nivel industrial, tecnológico y comercial de España. En su visita a Francia, China adquirió 102 aviones Airbus, realizando acuerdos en materia nuclear, petroquímica y de telecomunicaciones; con nosotros aceite y jamón. Era fácil saber por qué bajaba la bolsa.
Los chinos se han mostrado muy amables con grandilocuentes palabras, parece que seamos dos países hermanos de toda la vida, pero lo único que han prometido es prestarnos más dinero y enviar más turistas. El dinero no nos va a salir gratis precisamente y no sólo por el tanto por cien de interés, con él podremos pagar algo de lo que debemos y respirar unos meses más, a cambio han pedido que influyamos en los mercados europeos e iberoamericanos a favor de China. En el mercado interno podemos irnos preparando para que aumente la invasión de productos chinos y ver hundirse todavía más a nuestra industria.
Este amor de golpe por nuestro país da mala espina. Además de otra nueva pérdida de soberanía nacional, llegará el momento de devolver los préstamos ¿Quién nos prestará entonces para hacerlo? España es un país pobre que debe en la actualidad mil millones de millones de euros, según el banco de España, y en lugar de encaminar nuestra economía para poder devolverlos pedimos más prestado. Nosotros lo vamos a pasar mal, pero no va a ser nada en comparación a cómo lo pasarán nuestros hijos.
Como siempre lo mejor las anécdotas para que veamos que España no ha cambiado, desde el traje y la corbata de Zapatero que parece una calcomanía del chino, pasando por los minutos que Li Keqiang le habló en inglés mientras nuestro presidente asentía con la cabeza sin enterarse de nada, porque Zapatero no sabe inglés, y llegando al enfado del Ministro de Fomento, Pepiño Blanco, que no acudió a la reunión porque quería ser la estrella y lo fue, como debe ser, el Ministro de Industria Miguel Sebastián. En fin ¿Para qué comentar más cosas?

3 comentarios:

Lenina Libre dijo...

No has tardado en encontrar las cifras económicas jeje y seguro que has encontrado más pero no has puesto por no hacer muy larga la entrada, porque sólo hay que tener interés en buscarlo.. Na, si lo que está haciendo con España lo está haciendo con más países, es bastante preocupante como está comprando literalmente países y ver que pocos se preocupan... Pero la gente no sabe ni lo que es el dinero, así es es bastante lógica la situación! jaja
Bueno, que sigan felices unos años, si pudiesen "predecir" el futuro no lo estarían tanto...

Paco Máñez dijo...

Empecé leyéndome el Diario del Pueblo, periódico oficial del gobierno, y no dice lo mismo que la prensa española. Sólo el título del artículo lo dice todo: Viceprimer ministro chino: “China podría comprar más bonos de gobierno español”. El “podría” es matador, vamos, que nos prestará dinero si a China le conviene. Por si quieres echarle un vistazo.
http://spanish.peopledaily.com.cn/31621/7250782.html

Piedra dijo...

Los trajes son muy parecidos porque los dos los compran en "los chinos".
Y si conviene llevarse bien con ellos, es sobre todo porque ya mismo son mayoría en España.
Una cosa que me extraña es que no les hayamos vendido también alguna castañuela, la industria española ya no es lo que era.