Analizer

domingo, 14 de agosto de 2011

Pues va y sí existe una élite que controla el mundo

Una máxima de los conspiranoicos dice que una conspiración sólo pasa a la historia si falla, porque si no falla, nadie se entera. Pues ya ni eso, han alcanzado tanto poder que les da igual que nos enteremos.

Los derivados financieros es una cosa difícil de asimilar. Se crearon para protegerse de los riegos del futuro. Por ejemplo, vendes algo a China y debes cobrarlo dentro de un año, pues hoy fijas el precio del cambio del yuan, así baje o suba siempre cobraras lo mismo pasados los 12 meses.

Esto que parece muy sencillo se complica hasta límites insospechados. Existen contratos mediante los cuales las dos partes se comprometen a intercambiar algo en el futuro, a un precio que se determina por anticipado. También existen contratos en los que una de ellas tiene el derecho pero no la obligación de efectuar una operación de compra o de venta estableciendo las condiciones previamente. Al final hay tantas variantes y mezclas que entender el tema de los derivados es un lío bien gordo.

Para que os hagáis una idea de su importancia los fondos de pensiones utilizan derivados para cubrir las inversiones, los países los utilizan para mantener bajo su endeudamiento, las aerolíneas los usan para asegurar precios estables de combustible, los derivados les valen a las compañías de alimentos para fijar los precios de los productos básicos como el trigo o la carne, etc etc etc. El mundo entero depende hoy en día de los derivados.

¿Quién controla los derivados? Si creéis que una multitud de empresas jugando en la bolsa estáis equivocados; sólo 9 empresas lo hacen (lo voy a poner en letras para que no hayan errores: “nueve”): JPMorgan Chase & Company, Morgan Stanley, Deutsche Bank, UBS, Barclays, Credit Suisse, Goldman Sachs, Bank of America, y Citigroup. Ellas solitas manejan 700 billones de dólares en derivados. Sus representantes se reunían en secreto el tercer miércoles de cada mes para tomar decisiones hasta que The New York Times lo denunció. Por cierto el artículo original incluía el nombre de los que se reunían y por lo que veo los han borrado.

Nueve empresas controlan desde lo que te costará el cafetito que te tomas por las mañanas hasta lo que vale fabricar un avión o el precio del trigo en cualquier lugar de la Tierra. La cifra es tan descomunal que traquetea el cerebro. Es doce veces superior a todo lo que produce el planeta. Os la pongo con todos los ceros: 700.000.000.000.000 de dólares. Ya sabemos dónde ha ido a parar el dinero de la crisis mundial, por lo menos una buena parte, no ha desaparecido por arte de birlibirloque.

Dicen los expertos que no existe una conspiración para dominar el mundo mediante las finanzas y la economía. Se ve que los conspiradores no se han enterado de que no existen y ellos siguen conspirando a sus anchas. En los años 90 el Departamento de Justicia de los Estados Unidos calificó de conspiración secreta las acciones de los responsables del índice Nasad en relación con el mercado de los derivados. De nada valió el escándalo y menos aún las medidas adoptadas para impedir la conspiración. Hoy son más fuertes que antes.

Las reuniones del Club Bilderberg son para chiquillos ante estas reuniones de todos los terceros miércoles de cada mes. Estos sí son los amos del mundo, y si rastreas quiénes son los dueños de estas nueve empresas verás que los conspiranoicos no estamos tan locos como dicen las malas lenguas.

¿Cómo consiguieron tal poder? Existe un documental maldito que continuamente es borrado de los servidores y vuelto a subir en otro diferente. Se llama Inside Job (Trabajo Confidencial). Es de 2008 y originalmente se grabó para explicar el verdadero origen de la crisis, tres años después nos vale para comprender cómo estas nueve empresas se adueñaron de las economías del mundo entero arrasando por completo a todos sus competidores.

Inside Job recibió el Oscar de este año al mejor documental, pero quieren que lo olvidemos lo antes posible, porque tiene tela marinera. Os chafaré el final, los que crearon la crisis hoy siguen dirigiendo las finanzas del mundo. Corred a verlo, lo subieron de nuevo el dos de agosto y en cualquier momento lo borran otra vez.


P. D.
Dedicado a Ari, la señora directora que escuchó mis conspiraciones en la última cena secreta entre pulpo a la gallega, puntillas, pinchos de solomillo y esas bebidas tan raras que se toma ella.

1 comentario:

Paco Máñez dijo...

Snif lo borraron otra vez :(