Analizer

domingo, 26 de diciembre de 2010

Navidad negra en Arroyo de San Serván

Nos empezaron a contar el caso como si fuera una historia de amor. Los padres de una chica madrileña de 14 años habían denunciado su desaparición, al final, según las fuentes oficiales, la Guardia Civil consiguió localizarla en Arroyo de San Serván, un pueblecito de Badajoz. Aparentemente se había fugado con su novio rumano de 20 años de edad. Poco a poco fueron apareciendo más noticias. La chica no es que viviera con su novio, es que había sido engañada por él, realmente pertenecía a una banda de rumanos que la obligaban a prostituirse. Un caso que tras aparecer en la sección de sucesos de los medios de comunicación hubiera desaparecido sin más, pero la historia no se quedaba ahí.
Fueron detenidos siete rumanos, de los que cinco han ido a prisión. Los periódicos fueron desvelando más datos con cuentagotas, de esta forma supimos que seguían las detenciones y acusaciones sobre los vecinos del pueblo por abuso de menores. Uno de ellos era un miembro de Izquierda Unida que terminó suicidándose de un tiro en la cabeza, y otro, que pertenecía al PSOE y ostentaba el cargo de juez de paz, hacía que le llevaran la chica a su despacho para abusar de ella.
Al principio los periódicos no tenían problemas para conseguir declaraciones en Arroyo de San Serván, sus habitantes se mostraban indignados, pero conforme las investigaciones avanzaban comenzaron a enmudecer. Fueron muchos los que abusaron de la chica de 14 años aunque nadie da una cifra. Pagaban cantidades que van desde los 10 hasta 60 euros para mantener relaciones sexuales con ella en una cabaña alejada del pueblo. Hombres de entre 40 y 65 años todos casados con hijos y alguno con nietos fueron capaces de abusar reiteradamente de una menor.
Estos días de fiesta los periodistas ya no logran entrevistas porque cómo justificar que en un pueblecito con unos 4.000 habitantes nadie denunciara los hechos. Los vecinos dicen que no sabían lo que estaba ocurriendo, algo que todos sabemos imposible en una pequeña localidad.
Pero si alguien quisiera hacer una película la historia no termina aquí. Desde el poder han intentado silenciar los hechos al verse implicado al menos un miembro de PSOE. La delegada del Gobierno de Extremadura, Carmen Pereira, negaba tener constancia de que alguien de su partido había participado en los abusos, cuando todo el pueblo sabía de sobra que el juez de paz era del PSOE.
Pero aún hay más. Según sigue el goteo de noticias no fue la Guardia Civil la que salvó a la joven, sino un solitario policía local que al estilo de la mejor serie televisiva de detectives la localizó y consiguió liberarla en solitario, un policía que declaró: “Yo no soy forense, pero creo que no superará esto en toda su vida. A mí mismo se me saltaron las lágrimas cuando la bajé del coche patrulla”.
En las series de televisión vemos condecorar a un policía con un comportamiento semejante, pues en España se le ha detenido y dejado en libertad con cargos por una denuncia de la Guardia Civil acusado de hablar con la prensa mientras existía “el secreto de sumario”. Espero poder leer algún día lo qué dijo este hombre, porque por mucho que he buscado no encuentro declaraciones que hagan peligrar tal secreto. Dicen los rumores que la chica le dijo a su salvador más nombres de políticos que habían abusado de ella. Con la detención y acusación del policía local se ha impedido que sus nombres se hagan públicos.
Una verdadera historia truculenta que pronto dejará de aparecer en los medios de comunicación y quedará enterrada en el olvido, no sea que alguien pida responsabilidades y señale con el dedo a los políticos del pueblo que como vecinos, como mínimo, debían saber lo que estaba ocurriendo.
El caso de Arroyo de San Serván merece ser estudiado por psicólogos y sociólogos. Resulta inconcebible semejante actuación en conjunto entre abusadores y vecinos obedeciendo a la ley no escrita del silencio al estilo de la mejor película de serie negra. Toda una demostración de hasta dónde pueden llegar los de seres humanos.

5 comentarios:

Herel dijo...

Lamentable el suceso, y lamentables las maniobras de encubrimiento.
Aunque este policía se hubiera saltado las reglas... de no habérselas saltado la explotación de la niña continuaría.

Pareciera que la Ley sirviera para proteger a los poderosos del pueblo...
Es como el Berlusconi prohibiendo ser investigado y penado, y persiguiendo a los periodistas que le encuentren delitos.

Anónimo dijo...

Pais de psicopatatas.... aberrante.

Piedra dijo...

Por desgracia, la incompetencia de algunos cuerpos y el escandaloso pasotismo que presentan en determinadas ocasiones crea una mas que merecida desconfianza y falta de fe en las instituciones y la ley (que no la justicia)
Podríamos recordar el caso de las niñas de Alcasser, que finalmente fue silenciado y ocultado y que a la vez dejó ver multitud de casos similares que ni siquiera habían sido investigados.

Conozco personalmente casos similares en los que no se hace nada e incluso se entorpece la investigación o se amenaza a los posibles denunciantes.

Paco dijo...

Como hayan participado sujetos importantes podemos dar por seguro que jamás se castigarán a los culpables. La independencia del poder judicial no es más que una utopia.

Carolina dijo...

Esto no es "increíble" ni inaudito... acá en Argentina pasa. PaSó que tres HdP se filmaron teniendo sexo con una chica de 14 años. Jamás los detuvieron, cuando saltó el escándalo hubo una marcha a favor de "las tres víctimas" porque la nena era "rápida"...
Y si vos escuchás acá hablar del tema lo que piensan los tipos es "no tendrían que haberlo subido a internet"...
País de cerdos machistas psicópatas o en todos lados estamos igual de retorcidos.